sábado, 1 de julio de 2017

Todo tiene unos limites.

 
Ya suenan otra vez campanas a favor de la eutanasia, y ahora de la eugenesia.
El derecho a la vida es un derecho fundamental y universal. Por tanto el hombre no tiene ningún derecho sobre su vida ni sobre la vida de los demás, en la tradición ética del respeto a la vida, la dignidad humana es invariable, no se disminuye a causa de la enfermedad, el sufrimiento, la malformación o la demencia.
Más aún, como lo muestra la experiencia, la adversidad biológica o psiquica puede ser ocasión de ulterior ennoblecimiento.
 
La muerte natural y serena es el fin deseable de toda vida humana, por esto es perfectamente legitima la lucha contra el dolor.
 
Basandonos en estos principios nacidos de la recta razón, se debe rechazar la eutanasia o la eugenesia cuando implica la decisión de anticipar el final de una vida, que la enfermedad o la vejez parece haber convertido en insostenible, o como el acto de acabar deliberadamente la vida de un enfermo incurable para poner fin a su sufrimiento.
Es por tanto, contrario a la ética y socialmente desorientador, legislar sobre la supresión de las vidas de inocentes. Toda ley que lo autorice estará sujeta a abusos impredecibles.
Independientemente de que un Parlamento apruebe o no un proyecto sobre la eutanasia, debemos recordar, que no todo lo que está legalmente permitido, es moralmente licito.
 
 

4 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

La eugenesia según reviso en wiki, que lo ignoraba, es intervenir para mejorar los rasgos de quien va a nacer, algo como más bonitos, más sanos, más inteligentes.
Da para mucho análisis, como el título de la entrada: todo tiene un límite y me parece un tanto monstruoso.
La eutanasia... uno quisiera que no sufriera el paciente, el familiar, pero no nos corresponde a nosotros darles fin. Sí, paliar su sufrimiento al máximo en su agonía. Pero que mueran, eso solo Dios. Y por más que el hombre de ciencia avance, él no es Dios.
Pasa que parece que no hay lugar para enfermos, viejos, feos o personas con discapacidad. Eso es más monstruoso.
Un abrazo.

icue dijo...

El caso de Charlie Gard, al que el tribunal de Estrasburgo ordena desconectar el soporte vital respirador y morir, llamandolo muerte digna, no es admisible de ninguna forma.
Solo Dios puede disponer de la vida de un ser humano, mucho más cuando los padres de ete niño todavia no han agotado los recursos y soluciones para su curación, prohibiendoles llevar al niño a Estados unidos, donde le dan esperanzas de curación.

CHARO dijo...

Estoy de acuerdo en lo que dices y es terrible ver cómo cada vez se avanza más para legalizar la eutanasia, parece que a medida que avanza la ciencia y la tecnología estorban más los enfermos y los ancianos, es entonces cuando entran en escena esos "dioses" que se creen dueños de la vida y de la muerte de los más débiles sin pensar en su derecho a la vida y esto es muy triste.Saludos

icue dijo...

CHARO, eatas personas solo buscan el vivir sin problema, sin cargas que les liomite su tiempo, sin sacrificio, y no saben que eso no existe.Por mucho que adelante la ciencia, el amor y el sacrificio por loe demás siempre será necesario.
Besos